La despedida del “Chapo” de su esposa, Emma Coronel

*Tras recibir su sentencia, el capo mexicano lanza besos a su mujer probablemente por última vez

NUEVA YORK.- Tras ser condenado este miércoles a cadena perpetua más 30 años simbólicos adicionales en un tribunal de Nueva York, el mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán se despidió en persona, probablemente por última vez, de su esposa Emma Coronel Aispuro.

El “Chapo”, de 62 años, el mayor capo del narcotráfico extraditado y enjuiciado por Estados Unidos, habló hoy antes de ser sentenciado.

Vestido con un traje gris y por primera vez luciendo un espeso bigote en la corte, Guzmán agradeció a su familia por su apoyo durante los meses de juicio. Dijo que las oraciones de ellos le dieron la fuerza para soportar “la tortura” que han sido estos últimos 30 meses.

El capo se dirigió al juez y le dijo en español: “Ya que el gobierno de Estados Unidos va a enviarme a una prisión donde nunca más van a escuchar mi nombre, aprovecho para decirles: aquí no hubo justicia”.

Cuando entró y salió de la sala, el “Chapo” lanzó besos a Coronel y se tocó el corazón, y ella hizo lo mismo.

Desde la extradición de “Chapo” a Estados Unidos en enero de 2017, los esposos no se han visto más allá de los intercambios de miradas en las audiencias y el juicio.

A Coronel, de 30 años y madre de las pequeñas hijas mellizas del “Chapo”, se le vetó visitarlo en la cárcel por miedo de que pudiera recibir instrucciones de su marido para tratar de escapar, seguir liderando el cártel u ordenar extorsiones y amenazas a testigos potenciales.

Las autoridades tampoco permitieron que la exreina de belleza le hablara por teléfono. Tampoco pudo tocarlo en el juicio.

El juez negó una petición de Guzmán de poder abrazar a Coronel “por unos pocos segundos” y ante elementos de seguridad.

Coronel asistió casi cada día al proceso, mirando y sonriendo a su marido desde el banco del público. Este miércoles no fue la excepción.

Tras conocer la sentencia, Coronel dejó la corte sin dar declaraciones.

EN AISLAMIENTO CASI TOTAL

El “Chapo”, protagonista de dos espectaculares fugas de prisión de cárceles mexicanas y extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, está detenido desde entonces en aislamiento casi total en una cárcel de máxima seguridad de Manhattan.

Probablemente cumplirá su sentencia en la cárcel de Colorado ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la más segura de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *