Segregación

¿Por qué brincar tanto si el suelo está parejo? Es una frase coloquial que le embona a Silvia Saucedo Rivera, presidenta del DIF de Armería y esposa del alcalde Salvador Bueno Arceo, pues tras hacer un escándalo y presentar denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado por presunta violencia intrafamiliar perpetrada por su cónyuge, al final decidió retirar la misma.

Está la señora Silvia Saucedo en su derecho de retirar la denuncia y de proceder conforme le dicte su conciencia; sin embargo, no es sano que proceda legalmente y luego se desista, pues deja un mal precedente en las damas de este organismo que, se supone, es la instancia defensora y protectora de la niñez, las mujeres y grupos vulnerables.

La presidenta del DIF municipal de Armería ha de haber dicho que “más vale un mal arreglo que un buen pleito”; sólo ellos dos saben (el alcalde y su esposa) qué es lo que realmente ocurrió el día en que se presume hubo violencia de género y derivado de qué. En este sentido, Salvador Bueno tiene razón cuando argumentó que “los problemas se arreglan en casa”.

Al parecer el edil incumplió las medidas de protección a favor de su esposa, como la prohibición de realizar conductas de intimidación o molestia a la ofendida o personas relacionadas con ellos, así como establecer vigilancia en el domicilio de la víctima y auxilio inmediato por integrantes de instituciones policiales ante cualquier llamado.

Al margen de que es cuestionable que la consorte del presidente de Armería haya retirado la denuncia y que ésta no se siga de oficio, política y socialmente es inaceptable tener un representante popular así, que por cierto se desconoce si cuenta con permiso para portar arma.

La señora Silvia debe analizar las cosas antes de proceder para no quedar en evidencia como en este caso (impune), con el que se reafirma que no se avanza en esta lucha por los diques que ponen las mismas féminas y porque aún en la actualidad se minimiza la segregación por sexos.

Si persiste este halo de impunidad, como lo planteó en su oportunidad el fiscal Gabriel Verduzco, en una próxima ocasión al alcalde de Armería, otro funcionario o persona del sexo masculino “no les temblará la mano” para hacer uso de la violencia doméstica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *