Caldero Político

Por Juan Ángel Magaña H.

Los institutos políticos en México: ¿aceptarían devolver el 50%

de sus recursos que les otorguen en el presupuesto federal 2020?

Sin duda se aproxima otro cisma político, pues la propuesta presidencial para el próximo presupuesto de egresos federal 2020 los partidos políticos en México como el próximo año todavía no nos adentraremos los mexicanos en proceso electoral, podrían devolver los partidos parte de los recursos que se les otorgan en el presupuesto federal. Análisis de diversos actores y entidades públicas no han dejado de explicar cómo es que se ejercería ello si se llegara aceptar dicha propuesta del Ejecutivo Federal. Luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) informara que se prevé asignar el próximo año a los partidos políticos 5 mil 239 millones de pesos, de acuerdo con la fórmula establecida actualmente en la Constitución, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que estos devuelvan el 50% del dinero que se les otorgara en el presupuesto federal. El Consejero Presidente del INE Lorenzo Córdova ante medios de comunicación nacional externo que: “el cálculo para otorgar recursos públicos a los partidos políticos se hace de acuerdo a las disposiciones establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, aunque sí hay una forma en que ese presupuesto se devuelva o se asigne a otro rubro, claro que la hay”. Y esto ha salido a relucir debido a que el Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzo la propuesta al sistema formal de partidos políticos en el País, de que cuando menos en tiempos No electorales deberían de reducir sus gastos como sugerencia, no malinterpretándose esta propuesta, cuando menos de un 50%, a la mitad. Y en base a esto surge la interrogante de: ¿si es posible que los partidos políticos registrados en el INE, devuelvan los recursos públicos que les asignan en el presupuesto federal anual?. Lorenzo Córdova Consejero Presidente del INE indicó que los partidos políticos, SI pueden renunciar a sus prerrogativas notificando al INE por escrito su mismo deseo de no recibir una parte o la totalidad del dinero, que se les suministra mensualmente y anualmente. De ser esto procedente como Lorenzo Córdova lo dejó a entrever, ya que los partidos notifiquen que quieren renunciar al recurso, el INE reintegraría el dinero a la Federación. Y el Consejero Presidente afirmó que ya existe un precedente de esto, en el año 2017 luego de los sismos, desastre natural que repercutió a los mexicanos se llegó al acuerdo nacional los partidos políticos con el INE, en que el financiamiento que les correspondiera para el último periodo de dicho año, éste no se les entregara a los institutos políticos devolviendo dichos recursos presupuestales a la Tesorería del Ejecutivo en la Federación, y esto lo aceptaron por congruencia política, social y económica debido el desastre natural que se ejerció en el país de forma responsable y autónoma por parte de los partidos políticos. Entonces, dentro de la reforma política electoral que se viene preparando en el Congreso de la Unión, aparte de eliminar los OPLES, los Tribunales Locales y los Consejos Municipales Electorales en las 32 entidades federativas, para que sea el INE que en forma centralizada absorba las elecciones intermedias en los Estados y el TRIFE absorba las impugnaciones electorales locales, vendría también implícita en dicha reforma que los partidos políticos en México, en tiempos donde no se originen elecciones intermedias ni elección federal, como en el próximo año 2020 se haga efectivo el ahorro y se reduzca a la mitad el presupuesto para los partidos así lo asentó el Coordinador del Grupo Parlamentario mayoritario en San Lázaro de MORENA Mario Delgado Carrillo. El tribuno federal explico también que: “se requiere la reforma para que en el presupuesto de egresos 2020 quede aprobado y así se haga efectivo ya el ahorro presupuestal. Morena como instituto político responsable ha sido consistente en el planteamiento de reducir el presupuesto a todos los partidos políticos. Porque Morena ha venido demostrando que se puede hacer política sin dinero, los partidos que se oponen, como buenos neoliberales y tecnócratas, están acostumbrados al

despilfarro y se están tardando en entender que están cambiando las cosas. Aunado a que los partidos políticos deben entender el tema del ajuste y que se debe hacer política de manera diferente. La austeridad republicana debe aplicarse para todos incluidos los partidos políticos”, puntualizó Mario Delgado. Entonces, de forma objetiva expresamos que sin duda, la austeridad republicana debe empezar por los partidos políticos en México. Hoy se viene empujando los consensos en torno a la necesidad de reducir el costo de financiar el subsistema de partidos políticos con el dinero del pueblo. Pero también debemos decirlo que esta propuesta no es nueva, desde diferentes momentos y en otros años “casi” todos los partidos, se habían pronunciado en reducir el monto de su financiamiento público, pero como algunos dirigentes se resistieron a dejar de recibir grandes cantidades de recursos públicos, no han faltado los pretextos para no hacerlo y no debiendo olvidar que nuestro país mantiene un subsistema de partidos y elecciones muy caras que el presupuesto designa aun cuando no hay elecciones locales ni federales de por medio. El excesivo costo de financiar a los partidos ha representado un despilfarro de recursos públicos que pudieran ser invertidos en gasto social o en infraestructura, para beneficiar a las personas. Haciendo un recuento histórico brevemente en los años 1997 y 2017, el INE entregó a los veintidós partidos políticos nacionales que han tenido registro durante ese periodo, más de sesenta y seis mil millones de pesos, a valor nominal. A esa cantidad habría que sumarle los recursos que les han otorgado a los organismos electorales de las 32 entidades federativas, a los Consejos Municipales electorales y a los tribunales locales y con ello al financiamiento a los partidos locales. Ya se han dejado escuchar expresiones neoliberalistas y ¡que no es raro ello¡ en que esta reducción podría afectar la competencia y favorecer al partido mayoritario que ocupa el poder formal. Pero es éste quien la viene promoviendo y Morena viene expresando que ellos devolverían el 75% del presupuesto que les asignen. Finalizo asentando que la reducción del financiamiento público sería un elemento importante en la reforma política electoral del sistema de partidos, pero convendría considerar más elementos estructurales.

Mi correo: jamhcom@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *